Isabel Díaz Ayuso, defensora de la Libertad

HABLEMOS DE MADRID

.

El arrollador triunfo de Isabel Díaz Ayuso (PP) en las elecciones para la Comunidad de Madrid, merece ser mirado con atención desde América Latina y Argentina en particular. Fue un claro reconocimiento ciudadano a una gestión de gobierno que se animó a defender la Libertad y la baja de impuestos como herramienta para la atracción de inversiones, en ambos casos de una manera fresca, audaz y sin complejos.

Libertad fue precisamente el lema de campaña. Libertad, como conjunto de ideas y valores propios de una sociedad democrática e integrada al mundo, en contraste al populismo autoritario y nacionalista, que tan bien conocemos por estas tierras. Libertad, también, en el contexto del manejo de la pandemia, porque Madrid no cedió al chantaje salud vs economía, y preservó contra viento y marea su forma de vida, apostando a restricciones focalizadas y acotadas. 

Y los resultados acompañaron: el último trimestre de 2020, el PBI de Madrid creció un 4,4 % con respecto al trimestre anterior, muy por encima del promedio de España. Y según la encuesta EPA (Encuesta Población Activa), los ocupados en Madrid crecieron un 1,3% en el mismo período, mientras que cayeron un -1,8% en el promedio país. Y en Salud también: entre septiembre de 2020 y abril de 2021, Madrid tuvo el menor ratio de muertes sobre internaciones de España: 12,2%, comparado con un promedio país del 21,6% y un 40% en Cataluña, por ejemplo.

Bajar los Impuestos que pagan los ciudadanos y empresas, de la manera más amplia y generalizada posible, fue un eje explícito de campaña y gestión. Según el ranking elaborado por el Instituto de Investigaciones Económicas de España (IEE), Madrid es la comunidad autónoma más competitiva en términos fiscales.  Sobre una base 100 para el promedio de impuestos de la Unión Europea, España como conjunto se ubica en 110 (más altos), y Madrid en 87,6 (más bajos).

Un punto especialmente interesante es que esta política pública consistente de baja de impuestos en Madrid, lejos de desfinanciar al estado (fantasma habitualmente agitado por el statu-quo para decir no se puede), han significado mayor recaudación. En efecto, la Comunidad de Madrid es la región con una mayor recaudación por habitante relativa a los impuestos sobre la renta personal y la propiedad, alcanzando el valor 163,6 (frente al valor 100 para conjunto de España). Es decir que, con menos tasas impositivas, recauda un 63% más por habitante que el promedio.

Como sabemos, la atracción de inversiones privadas es un elemento clave para la generación de empleo y oportunidades. El ejemplo de Madrid muestra que, aún dentro de un marco impositivo nacional desfavorable, si una región se anima a diferenciarse, mejorando su competitividad fiscal y clima de negocios, los resultados aparecen:  Madrid, durante 2020, en plena pandemia, incremento la inversión en un 23,6% respecto a 2019, concentrando el 75% de la inversión extranjera total de España.

El sector privado como motor del desarrollo y la Libertad como forma de vida han triunfado en Madrid. El camino está a la vista.

Fernando ÁlvarezDirector Fundación Global